Masilva

Sobre todo libros

Los extraordinarios casos de monsieur Dupin

24667396.jpgHércules Poirot, y Marple de Agatha Christie. El inspector Morse de Colin Dexter. Mike Hammer de Mickey Spillane. Sherlock Holmes de Conan Doyle. Valander de Mankel. Carvalho de Montalbán. Tom Ripley de Patricia Highsmith. Scarpetta de Cornwell. Brunetti de Dona León. Padre Brown de G.K. Chesterton. Bernie Gunther de Philip Kerr. Y muchos más, putativos de Dupin y Poe.

Cuando las palomas cayeron del cielo. Sofi Oksanen

cuando-las-palomas-cayeron-del-cielo1.jpgEl libro ha formado parte de ese grupo de textos que entró en casa la noche del cinco de enero para hacer crecer la pequeña torre de la mesa de noche. Allí ha ido subiendo y bajando como los equipos de fútbol en la liga y ha sido manoseado como un bocadillo que no hace mucha ilusión comer, al que se le abre las tapas continuamente esperando sea otro el contenido. Su elección habrá obedecido a ese tipo de razonamiento lógico por esas fechas cuando no sabes qué regalar: tú no te compliques, un libro y aciertas, y si ya se lo ha leído o no le gusta que lo cambie. Y puestos a elegir Los Reyes optaron por el más novedoso: imposible que ya lo haya leído; por el de nombre más raro: ni tiempo ha tenido de conocer a tan joven autora; por el de mejor crítica: el que imponen las editoriales como patrón de lectura (esto es de quien escribe no de Los Magos)
Con estas premisas el libro se ha ido leyendo tal y como mi tía Lola me hacía comer. Que te veía rumia que te rumia, te metía otra cucharada; que no te bajaba por el gaznate te introducía otro alimento que sabía te gustaba. Y mezclando unas lecturas con otras las palomas acabaron por caer. La historia se desarrolla en Estonia y dibuja el panorama vivido por sus habitantes al ser ocupados por Rusia, por Alemania y vueltos a ocupar por la URSS mientras añoran volver a ser independientes. Está bien escrito (adecuadamente escrito para ganar premios), es entretenido e instructivo pero tras leer Contra toda esperanza, Todo lo que t3ngo lo llevo conmigo y Vida y destino, bien pudieron haber quedado las pobres palomitas volando.

Memorias del subsuelo. Fiódor Dostoievski

9788437620329.jpgIntroducción. (Pag 9) Ediciones Cátedra facilita un “breve” análisis del autor, su época y obra. En ocasiones mejor saltársela para evitar influencias; otras veces mejor leerla al final.
Parte primera. El Subsuelo. (Pag 69) A los cuarenta años, desde esos lugares subcutáneos, a mitad de camino entre el esternón y la columna vertebral, del frontal y el occipital, donde el ser humano sitúa el alma y la inteligencia inicia Fiódor un diálogo con el lector en el que filosofa en torno a ese punto existencial que provoca disfrute ante la nada, negándose cualquier atisbo de voluntad para emprender acción alguna, regodeado por esa dosis de tristeza en la cual podemos encontrar solaz descanso y placer al tiempo que nos es molesta. Bueno es que razone quien lee los interrogantes propuestos y bueno es también que mantenga cierta distancia con lo leído no vaya a ser que esa sensación de tristeza placentera se agrande y de ese subsuelo baje al sótano de la depresión obteniéndose como resultado un lector que dude entre convertirse en Gregor Samsa o un escarabajo.
Parte segunda. A propósito del aguanieve. (Pag 109)  A modo de relato se cuentan las memorias de los hechos acaecidos en la vida del protagonista, cuando tenía veinte y cuatro años, y que justifican su filosofía de la vida en el subsuelo.

Carta de los libreros

Nos adherimos a esta campaña de los libreros franceses que buscan la creación de una identidad colectiva para las librerías independientes. Se van sumando adhesiones, somos muchos y cada vez más.a22244f2-9829-4581-8799-a032f9148575.jpg

Huesos en el jardín. Henning Mankell

47062.jpgLo más normal que ocurra cuando decides comprar este libro para regalar y te quedas sin lectura es que te intrigue esa mano que parece estar pidiendo que le eches una mano para resolver su identidad.
Nada más sencillo. Después de haber leído casi toda la serie protagonizada por el detective Kurt Wallander te sacudes de encima la poca hojarasca literaria que rodea la mano y a este tipo de lectura policiaca y en un periquete das con el propietario de la misma.
Una buena oportunidad para quienes gustan de este género y autor (para muchos el maestro de los nuevos escritores escandinavos que actualmente están de moda en este género) y para otros una oportunidad para valorar a través de la intriga los modelos sociales por los que se desarrolla la acción.

Pequeñas resistencias. Antología del nuevo cuento español

9788495642165_04_h.jpgDice uno de los treinta cuentistas que componen esta antología que como buen vasco que es, a él no le interesa la liga, que lo que le interesa es el partido, y que esa es la diferencia que él ve entre la novela y el cuento. Así a este libro de muchos cuentos se le puede sacar mucho partido. Partidos con finales sorprendentes en el último minuto, encuentros en los que el desarrollo del juego es lo vital o bien aquellos en los que una jugada da sentido a los noventa minutos. Da igual, es lo bueno que tiene una selección de buenos cuentos, los vas leyendo de poco a poco y entre uno y otro saboreas el bocadillo en la grada.

El último minuto. Andrés Neuman

9788483930014_04_h.jpgLos relatos de Neuman sorprenden por el uso que hace de situaciones cotidianas. Éstas una vez se despliegan van adquiriendo un tinte de ficción que las hacen aún más reales hasta que en el último minuto adquieren una cordura fantástica.

El límite de las palabras

portada-el-limite-de-la-palabra_1-es.jpgQue la palabra sea el límite no quiere decir que lo sea todo aquello que se pueda expresar con un puñado de ellas. Antología de microrrelatos solo de autores argentinos en la que se repasa la trayectoria y evolución de los mismos durante el siglo XX.
Un ejemplo: El Suicida. Enrique Anderson Imbert
Al pie de la Biblia abierta -donde estaba señalado en rojo el versículo que lo explicaría todo- alineó las cartas: a su mujer, al juez, a los amigos. Después bebió el veneno y se acostó.
Nada. A la hora se levantó y miró el frasco. Sí, era el veneno.
¡Estaba tan seguro! Recargó la dosis y bebió otro vaso. Se acostó de nuevo. Otra hora. No moría. Entonces disparó su revólver contra la sien. ¿Qué broma era ésa? Alguien -¿pero quién, cuándo?- alguien le había cambiado el veneno por agua, las balas por cartuchos de fogueo. Disparó contra la sien las otras cuatro balas. Inútil. Cerró la Biblia, recogió las cartas y salió del cuarto en momentos en que el dueño del hotel, mucamos y curiosos acudían alarmados por el estruendo de los cinco estampidos.
Al llegar a su casa se encontró con su mujer envenenada y con sus cinco hijos en el suelo, cada uno con un balazo en la sien.
Tomó el cuchillo de la cocina, se desnudó el vientre y se fue dando cuchilladas. La hoja se hundía en las carnes blandas y luego salía limpia como del agua. Las carnes recobraban su lasitud como el agua después que le pescan el pez.
Se derramó nafta en la ropa y los fósforos se apagaban chirriando.
Corrió hacia el balcón y antes de tirarse pudo ver en la calle el tendal de hombres y mujeres desangrándose por los vientres acuchillados, entre las llamas de la ciudad incendiada.

Las lunas de Júpiter. Alice Munro

lunasjupiter.jpgLas lunas de Júpiter es uno de los cuentos incluidos en este volumen y da título a la recopilación. Cuentos de lo más cotidiano, con parejas que se juntan y se separan, que se trasladan a lo largo y ancho de tan extenso país como es Canadá, en los que relata la idiosincrasia de esa nación y al mismo tiempo ese fondo de melancolía que aporta el paso de tiempo, da igual donde se viva, tan bien descrito por Munro en su labor como cuentista, lo que le ha valido acceder al Premio Nobel sin necesidad de haber escrito novela de relevancia alguna.

Las mejores historias sobre perros

9788498418811_L38_04_l.png

Debió de haberlo cogido algún lector de malas pulgas pues el libro no estaba en la sección que le correspondía y me llamó la atención su portada. Es posible que en las manos anteriores se hubiese cerrado a modo de mordisco pero en las mías dejó un cariñoso lametón. Me gustan los perros, los que tiran de trineos, los que acompañan a los ciegos, lo que son capaces de arrear ovejas, mucho menos los falderos, esos perros de porcelana que roban el calor que desprende el canalillo, bien sea el alto o el bajo (¿Envidia? Tal vez) Lo cierto es que al ver el nombre de Jack London entre los selectos opté por él. Y no me equivoqué. Cuando paso a su lado aún oigo el ¡Gee! y el ¡Haw! de Thornton con el que Buck, su perro, fue capaz de mover el trineo atenazado por el hielo; o bien huelo el aroma que conducía a El Abad de Kipling a marcar con su hocico el lugar de las trufas; o me recuerda aquellos capítulos en blanco y negro inspirados en los collies de Terhune con su famosa Lassie.

 

Navegador de artículos

martatrabaenlinea

Just another WordPress.com site

La opción b

Escogiendo diferente desde 1972.

Taller de los Libros

Máster de Edición. Curso de Edición Profesional. Barcelona y Madrid.

Editorial Ultramarina Cartonera & Digital

Vinculación de dos mundos. Nuevos caminos editoriales.

La Otra FLS (Feria del Libro de Sevilla)

Just another WordPress.com site

impronta

editorial de nueva literatura

LAS VICTORIAS PARCIALES

el nuevo blog de Jon Bilbao

El Blog de Sergio del Molino

Pereza, inutilidad, tiempo perdido

Descartemos el revólver

[El blog de Juan Tallón]

GARACHICO

JOYA DE TENERIFE

CulturaSuicida

Museología y Crítica de Arte

delirandounpoco

Blog de Cristina Riera (gestión cultural y otros delirios sin importancia)

Jorge Carrión

Escritor / Writer / Écrivain

Los hermanos podcast

Noel Ceballos y hematocrítico: conversando desde 2012

demipageblog.wordpress.com/

12 años pedaleando

Zeitgeist

Sobre el espíritu cultural de los tiempos

sociologia ordinaria

Aprendiendo de lo banal, lo frívolo y lo superficial

isla distópica

un blog de maría luisa pedrós

criss!! ❤

Leer ayuda al corazón <3

Genesis :)

TODO ESTA EN TI, NO DEPENDAS DE NADIE PARA SER FELIZ!!!!

The Cutter Rambles

The Cutter shares his thoughts on the world

QUIMERA

Revista de Literatura

ZERO GRADOS

La revista cultural que te dejará helado

Blogracho

y alcoholizado de palabras

Holismo Planetario en la Web

El Portal donde día a día hacemos realidad el sueño de una Nueva Gran Biblioteca Digital de Alejandría

javiermariasblog

blog de la web javiermarias.es

espejismos digitales

el cambio político en la era de la sociofobia

Trópico de Cáncer

Un espacio dedicado a la cultura y las artes

a cuerpo de baile

un blog para vivir en danza

La noche no tan negra como el hombre

Refugio de poemas, cuentos, fotografías y alguna que otra mentira.

Blog del Lector Empedernido

Libros y divagaciones.

JAVIER PELLICER

Web oficial de autor

Videoarte en Canarias

Perspectiva Creativa del AudioVisual Canario

Laboratorio Creativo Anroart

Una nueva cantera de autores

La solución elegante

para guiones de cine y televisión

NeoMuseos

Los museos e instituciones artísticas, sobretodo de arte contemporáneo, son mi gran pasión. En este espacio pretendo unir lo profesional y lo pasional, repensando la figura de los museos en el nuevo contexto socio-tecnológico que nos rodea. Lo 2.0, social media, redes, tecnologías digitales... Y también algo de innovación y emprendimiento en torno a la gestión cultural.

A %d blogueros les gusta esto: